Fitbit Charge HR desde un ojo femenino: Desventajas.

fitbit-charge-hr-2Hace unos días les conté lo emocionada que estaba con la compra que había realizado del wearable Fitbit Charge HR. Ahora les vengo a contar la decepción que vino después, básicamente porque en internet busqué y leí puras maravillas así que les quiero contar lo que a mi no me gustó. Aquí va en orden, de lo mas importante a lo menos:

  1. Lo probé mientras salí a trotar, que al fin de cuentas es para mi la parte mas importante ya que el resto del día me lo paso sentada. A ratos, mientras trotaba, no me entregaba información acerca de mi ritmo cardíaco y aparecía un hermoso ” <3 – – ” y para que volviera a registrar tenía que acomodarlo en la muñeca, moverlo un poco, cambiarlo de lugar, etc. Muy mal ahí.
  2. Para mi muñeca pequeña fue muy incómodo. Aunque lo usaba lo más apretado que podía, sin estrangular mi muñeca claro, siempre quedaba ancho y molestando.  Y si tienes el sueño ligero y la muñeca pequeña puede que las luces led que miden tus pulsaciones molesten (como me pasó a mi) porque como queda ancho las luces se ven y las sientes tiritar aunque tengas los ojos cerrados. 
  3. Es confuso el hecho que de sume pasos hasta cuando duermes o vas sentado en un auto. Leí que es porque solo es un método para medir tu actividad física, incluso en reposo, y que así sabes cuantas calorías quemas al día pero no es que efectivamente hayas dado los pasos que dice que diste. Pero a mi me parece una medida inexacta porque la primera noche que lo usé me dijo que había quemado unas 1000 calorías.
  4. La aplicación para iOS no me gustó nada, me pareció que entrega poca información para todo lo que podría decirte sabiendo tantos datos de ti. Si quieres gráficos y estadísticas más elaboradas tienes que pagar un plan de $49.99 USD por año.
  5. Si quieres ver tus pulsaciones mientras corres tiene que, si o si, apretar un botón, no funciona lo de darle un golpecito para que encienda la pantalla.
  6. La alarma por vibración no es inteligente, simplemente te despierta a la hora que le dices, no distingue si estás en un sueño profundo o ligero.
  7. La batería no dura 5 días si lo usas con el monitoreo cardiaco y la sincronizando al teléfono todo el día.

Aclaro, que esto es bajo mi experiencia y puede que a otra persona le haya ido de maravillas.  Alguien más lo ha probado y le pasó lo mismo? si no, espero mi experiencia les sirva para decidir si comprar el Fibit Charge HR o no.

Saludos!

Si te gustó, comparte! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

You may also like...

1 Response

  1. 1 mayo, 2015

    […] con el Fitbit Charge HR para monitorear mi ritmo cardiaco pero el no funcionó, como les conté en este artículo, así que ahora pienso probar el monitor de Polar H7, he leído que son muy buenos y que además […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *